México

Laika sorprendió en el Gaspar Rivera Torres de la Copa Criadores Pura Sangre

Laika, horse, Cuadra San Jorge, Clásico Gaspar Rivera Torres de la Copa Criadores de Pura Sangre, 10 de noviembre de 2018. Foto: Miguel Ángel Espinoza

Sacó la casta por la Cuadra San Jorge

   Ciudad de México.- Se efectuó la XII Copa Criadores Pura Sangre donde los ejemplares mexicanos de dos años se entregaron al máximo en los 13 clásicos disputados para generar una infinidad de emociones a los asistentes  al Hipódromo de Las Américas en este sábado 10 de noviembre de 2018.

   En los clásicos millonarios Laika de Cuadra San Jorge sorprendió en el Clásico Gaspar Rivera Torres, mientras en el Roberto A Ruíz el Santo vino del fondo para conseguir la ansiada carrera. José Luis Campos fue el jinete más destacado durante la fiesta de los pura sangre pues se echó a la bolsa seis victorias de 13 posibles.

Gran sorpresa

   La Peralta de Rancho Cuquio salió como amplia favorita para coronarse en el XXXI Clásico Gaspar Rivera Torres. Dominó a placer durante más de la mitad de la competencia sin embargo Luis Manuel Jiménez perdió el control, abanicó a 200 metros del final y con ello abandonó su carril por lo que dio la oportunidad para que Laika lde Cuadra San Jorge llevada por José Luis Campos no perdonara y cruzara en un sorprendente primer lugar.

   La ganadora que le dio a sus propietarios el mayor porcentaje de la bolsa de 1 millón 918 mil pesos, es hija de Impervious en Glitzen Glory por Honour and Glory y fue criada en México por Rancho San Jorge.

   La entrenada por Fausto Gutiérrez concluyó la milla de distancia, mil 609. 35 metros, en 1:44 1/5 para tener su segunda victoria después de 5 salidas. La potranca que no había tenido buena actuación en los clásicos Casty y Vivian Récord cerró en los momios con 9-1, por lo que otorgó buenos dividendos a quienes confiaron en ella.

Por Juan Carlos Velázquez

Fotos: Miguel Ángel Espinoza/Juan Carlos Velázquez

Eclesiastés 4:2 “Y si alguno prevaleciere contra uno, dos le resistirán; y cordón de tres dobleces no se rompe pronto”